La tecnología transforma el mundo cada día, y hace que todo funcione de manera más rápida, fácil y cómoda para todas las personas. Son muchos los ámbitos de la vida cotidiana susceptibles a cualquier innovación tecnológica, y a veces, los detalles más simples son los que implican grandes mejoras en nuestro día a día. 

Mejor-Control-Accesos1

Las cerraduras eléctricas constituyen una pieza esencial para la seguridad de empresas y viviendas. Los dispositivos de Fermax, han destacado en aspectos como la fiabilidad y la comodidad.

"Las cerraduras eléctricas son la solución ideal para la seguridad y la comodidad de los vecinos."

Los orígenes de las cerraduras eléctricas se remontan a la segunda mitad del siglo XX, reconociendo a Tor Sørnes como uno de sus grandes precursores. Este noruego es autor de la primera patente conocida de la tarjeta electrónica, ampliamente extendida en la actualidad. 

Desde entonces, y gracias a otros muchos avances en la materia, las cerraduras electrónicas han incrementado su uso hasta figurar entre las más demandadas, siempre a la cabeza del sector de la cerrajería.

 

Tipos de cerraduras eléctricas: ¿Cómo funcionan?

En la actualidad pueden encontrarse diversas soluciones para cerraduras eléctricas, cada una con prestaciones y características únicas que las hacen idóneas para determinadas instalaciones. Pero ¿cuáles son las más relevantes?

abrepuertas empotrar

Cierre centralizado

Este tipo de cierres permite la apertura de todas las puertas y accesos de una vivienda o instalación al mismo tiempo, lo que implica una mayor comodidad, ya que basta con accionar un botón para liberar el cierre de la puerta principal, el garaje, etc. Más allá del confort, el cierre centralizado es indispensable para las personas con algún tipo de limitación en su movilidad.

¿Cómo funciona? La apertura centralizada funciona con la sincronización de las diferentes cerraduras a través de una placa que cuenta con una programación específica, responsable de centralizar el sistema.

 

Abrepuertas eléctrico

También se le conoce como pestillo eléctrico o cerradero eléctrico, este modelo es uno de los sistemas de control de accesos más utilizado, en especial en comunidades de vecinos que integran placas con pulsadores (donde cada botón permite llamar al timbre del piso indicado en la etiqueta que acompaña al pulsador).

En Fermax recomendamos el uso de los productos como el abrepuertas para Empotrar o abrepuertas para Superficie, cuya rápida instalación, fácil mantenimiento y elevadas prestaciones exceden los más altos estándares de calidad.

¿Cómo funciona? Este dispositivo, que se ubica en el marco de la puerta, dispone de un electroimán que desbloquea el cierre por medio de la corriente eléctrica. En su posición neutral o de reposo, la cerradura permanece cerrada. A diferencia de los abrepuertas tradicionales, el modelo eléctrico depende de la corriente eléctrica, siendo en consecuencia más eficiente y fiable.

 

Cerraduras de proximidad

Son frecuentes en áreas deportivas, supermercados, oficinas y otros recintos similares. Las cerraduras por proximidad destacan por la comodidad de su funcionamiento, ya que el acercamiento de una tarjeta a su lector es suficiente para liberar el cierre. La instalación de este tipo de cerraduras es sencilla, pudiendo realizarse en toda clase de puertas, con independencia de su material (vidrio, madera, melamina, etc).

- Quizá te interese: ¿Cuáles son las mejores cerraduras eléctricas para puertas de portal? -

Uno de los modelos más exitosos en cuanto a control de accesos es el kit Resistant para exterior de Fermax, con capacidad para mil usuarios. La popularidad de las cerraduras por proximidad ha crecido sustancialmente en los últimos años. Y es que su elevada fiabilidad, su durabilidad y la velocidad de lectura convierten este sistema en uno de los más recomendables del mercado.

¿Cómo funciona? Como bien indica su nombre, este tipo de cierres se activan por la aproximación de una tarjeta o similar al lector correspondiente. Así, por medio de la tecnología RFID o radiofrecuencia, la apertura o cierre del sistema se produce gracias el acercamiento de la tarjeta, responsable de interaccionar con el sistema.

 

Cerraduras electromagnéticas

Especialmente pensadas para salidas de emergencia y determinados sistemas de control de acceso, estas cerraduras permiten la apertura del mecanismo cuando la corriente eléctrica se interrumpe.

Entre los beneficios más evidentes de las cerraduras electromagnéticas destaca su alta resistencia, siendo menos susceptibles que el resto a ser forzadas por palancas y armas similares. Además, su rapidez permite liberar el cierre en cuestión de segundos.

¿Cómo funciona? Este tipo de cerraduras disponen de dos elementos fundamentales: el electroimán y una pieza móvil o polar. Este último es una lámina metálica, que se ubica en el marco de la puerta y está sometida a la atracción del citado electroimán, responsable de efectuar el cierre cuando la corriente eléctrica circula por su bobina.

 

Elegir una cerradura eléctrica: Aspectos importantes a tener en cuenta

Los abrepuertas pueden ser instalados en viviendas unifamiliares, edificios o empresas. Existen al menos 7 aspectos cruciales para elegir el tipo de cerradura correcto para nuestro cliente.

 

1.- Seguridad

Las cerraduras eléctricas son perfectas para el resguardo de las instalaciones y de las personas que se encuentren en el lugar. Esto se debe a que es posible controlar quién entra al recinto, y si se trata de un lugar público, solo podrán entrar cuando el administrador lo decida.

2.- Sencillez

Para los usuarios finales es una ventaja contar con un sistema sencillo y moderno para entrar en un lugar. Prescindir de una llave permite que la comodidad y el confort sean mayores.

3.- Antirrobos

Los abrepuertas eléctricos vienen con un sello que impide que puedan ingresar llaves u objetos con los que intenten forzar la cerradura para entrar al lugar. De este modo, la seguridad es mayor y puedes evitar que personas no deseadas entren mientras no haya nadie en el sitio.

4.- Información y conocimiento

Con estos abrepuertas eléctricos es posible saber si la puerta se encuentra abierta o cerrada por medio de un microinterruptor (CTC) que se coloca en el pestillo y permite detectarlo. Son distintos los tipos de aplicaciones que existen para sistemas de control de acceso y de seguridad.

5.- Diversidad para distintas puertas y funciones

Son muchos los tipos de abrepuertas que existen, por lo que el usuario podrá adquirir el que mejor se adapte a sus necesidades. Según el material, la cerradura y diferencias de la puerta.

6.- Comodidad

Con un abrepuertas eléctrico todo será más agradable. Por ejemplo, las cerraduras tradicionales tienden a oxidarse o a empezar a tener problemas a la hora de abrirlas. En cambio, con una cerradura eléctrica los usuarios tendrán la comodidad de saber que es un sistema fiable y tecnológico.

7.- Bloqueo seguro

Con estos mecanismos, el cierre de la puerta se lleva a cabo con un bloqueo mecánico, que resulta seguro y resistente ante agravios. Algunos más sofisticados permiten que la puerta se mantenga sellada durante toda la noche o durante las vacaciones con solo programar un horario de cierre, el cual puede ser desactivado en caso de alguna emergencia.

Las cerraduras o abrepuertas eléctricos constituyen una inversión acertada para mejorar la seguridad y comodidad en el control de acceso de empresas, comunidades vecinales y viviendas unifamiliares.